De mis virtudes, de lo que brilla, de lo que es obvio, se enamora cualquiera. Pero hasta ahora nadie ha tenido el valor de enamorarse de mis días nublados, de mis pensamientos abstractos, de los momentos de distancia y mal humor, de la tristeza que a veces me invade, de mi lado malvado a veces. Enamórate de mí, de mis luces pero sobre todo de mis sombras.
Si te enamoras de mi lado oscuro podrás ver realmente quien soy, qué es lo que me da miedo, aquello que me inquieta y abrazarme cuando tiemble. Verás, con el tiempo, que soy eternamente contradictoria e incoherente, por mucho que intente lo contrario. Si te enamoras de todos esos fantasmas de mi lado oscuro, realmente te habrás enamorado de mí.
Cómo descubrirás mi lado oscuro

Descubrir mi lado oscuro es sólo cuestión de tiempo, antes o después saldrá a relucir, verás lo peor de mí, pero no te asustes, soy sólo una niña que tiene miedo en unos zapatos de adulto que le quedan demasiado grandes. Mírame atentamente, observa lo que me molesta, lo que me enfada, lo que no puedo soportar, ese es el material del que está hecho mi lado oscuro, el que no verás con una primera mirada.
Enamórate de mi locura
Enamórate de todas las locuras que invaden mi mente, de las locuras que hago a veces sin pensar en las consecuencias, de todo lo irracional que hago cada día, y comparte conmigo esos momentos en los que no sabremos dónde está el suelo y dónde el cielo, pero veremos siempre las estrellas. Todo girará alrededor nuestro, nada será lo que parece.
Enamórate de mi inmadurez, de mi tozudez, de mi impaciencia
A veces seré como una niña pequeña, caprichosa y dulce a partes iguales, tozuda sin fin, e impaciente. A veces no me soportarás y si aun así me quieres, si me ves y te enamoras de mi, no dejaré de abrazarte y besarte hasta hacerte sonreír. Si me enfado y no te hablo, es sólo porque mi miedo de infancia es mostrar quien soy y que todos lo vean. Necesitarás paciencia para descubrirme, para levantar uno a uno todos los velos que me ocultan.
Enamórate de mi lado salvaje e impredecible
No podrás predecir lo que se me ocurra, lo próximo que haga o que escriba, simplemente observarás y sonreirás. No sabrás qué hay en mi lado salvaje hasta que un día me mires a los ojos y veas lo más profundo y oscuro de mi ser. Y si te enamoras de ese lado oscuro, impredecible y salvaje, compartiré contigo mi mundo y mis locuras salpicadas en letras.
Enamórate de mis miedos
Cuando sienta miedo escúchame y mírame, sabrás lo que me aterra, lo que más miedo me da de la vida, me sentiré vulnerable, pero sé que guardarás mi secreto, que sabrás protegerlo. Si te enamoras de mí cuando tenga miedo, podré mirarte y saber que me protegerás. Me mostrarás tus temores y los afrontaremos juntos, con coraje.
Enamórate de mí
No te enamores de lo que brilla, de lo que es bello en mi interior y en mi exterior, eso no importa, eso lo puede ver cualquiera, de eso se enamora cualquiera. Si logras ver todo lo malo que hay en mí y no huyes, entonces sabré que te has enamorado de mi. Lo que brilla en mí es un espejismo para que no veas lo malo, lo que nadie se para a ver. Mira lo que hay debajo de la piel de mi alma, busca debajo de lo que es simple apariencia. No te pares, no ceses de buscar, de tener curiosidad por saber quién soy y qué soy.
Día a día, cada lágrima derramará un secreto que irás hilando para tejer mi vida y entender mi existencia, para descifrar ese lado oscuro que es mi tormento y mi pasión. Cada día verás una lágrima menos en mi rostro porque mis labios se curvarán para mostrar mi alegría de haberte encontrado al fin.

Arantxa Alvaro Fariñas

Escritora y licenciada en derecho, apasionada por la literatura y por la psicología. Dejo volar mi imaginación para mantener los pies a unos centímetros del suelo y poder hacer realidad mis sueños.
Fuente: La mente es maravillosa.