Buenas tardes:

No sé cómo ha pasado, pero desde ayer me siento una persona muy afortunada. Se acuerdan de que les hablé de un ángel que había venido ayer y que voy a empezar una terapia nueva? Pues, después de terminar y publicar el artículo, me llegó otra oferta para intentar mejorar mi salud.

Tuve un compañero de clase en la carrera, Pedro Pérez Fleitas, que siempre he apreciado mucho (es de esas personas que miras con una gran ternura siempre y que el cariño que sientes por él sabes que nunca desaparecerá) y que hacía mucho tiempo que no veía, pero que se ha molestado en publicarme algunos comentarios de ánimo en mis artículos. Pues bien, Pedro me manda un mensaje ayer por Facebook para ver cómo estoy y me comenta que está impartiendo una actividad en el Metropole llamada aquarunning y que en ella hay una señora que tiene fibromialgia y que lleva tres años yendo. Pedro escuchó hablar y – según palabras textuales- se metió en la conversación para preguntarle. La señora le comentó que le va muy bien y que me animara a probarla, que no tiene impacto y que me puede ayudar mucho. Le dijo algo así como que aunque esté cansada y no tenga fuerzas que lo intente. Entonces Pedro me invitó a probar esta actividad, y saben qué? Lo voy a hacer!!! Voy a acercarme al Metropole a meterme en la piscina para practicar la actividad que imparte Pedro .

Ya sé que suena sencillo, pero para mí no lo es tanto. Lo voy a hacer y sé que, me funcione o no, jamás podré agradecerle a Pedro que me haya tenido en cuenta cuando, como él mismo me explicó, se le encendió La Luz.

Ya ven, aparecen personas poniéndose las alas de ángel y yo tan equivocada pensando que nadie se acordaba de mi. Qué suerte tengo de contar con la gente que cuento y de haber conocido tantos ángeles en mi vida -incluso ángeles caídos, que cada vez se alejan más pero que te enseñan cuál es tu sitio-.

Ahora estoy en la biblioteca porque voy a ir a clases de yoga. Seguro que para algo bueno también. Hoy estoy fuerte y positiva. 

Saben? La fibromialgia se ve de otra manera desde esta perspectiva, me encantaría estar siempre con este humor y con esta fuerza – aunque no es nada fácil- así que a luchar por ello a ver si lo conseguimos.

Gracias por leerme les mando besos y un abrazo de algodón