Buenas noches desde Canarias:

A los que ya han entrado en el nuevo año, felicidades; a los que faltan por entrar, qué hacen mirando Facebook o WordPress con todo lo que queda por hacer???!!!

Un año se va y otro llega, ninguno más importante que el otro. Comenzamos el 2016 con una especie de ilusión renovada, un querer dar la vuelta por completo a la realidad familiar, laboral, etc. En febrero se tuercen mucho las cosas con mi crisis y mi involución. Ya no habría mejoría, se quedaba ahí quieta para seguir involucionando cada vez un poquito más. Sin embargo, y gracias a esta nueva crisis, mi marido empieza a informarse más y a preguntarme más para saber quién era exactamente mi hermana, yo le contaba algo y le explicaba que sí, que era mi hermana pero que yo mandaba. Así hasta que ya no pude explicarle más porque la realidad era que todo lo que me estaba ocurriendo era absolutamente desconocido para mí entonces cuando empiezan a adaptarme medicaciones, esta sí, quitamos esta otra, vamos a probar también con esta, ahora esta no, vamos con esta y así hasta que hemos encontrado la medicación adecuada y vamos aumentando las dosis cuando se hace necesario. Mi marido se estaba haciendo un experto en tratar con mi médico (nunca me ha dejado sola), pero hay momentos en los que se desespera, normal, debe ser muy difícil empatizarse con personas como nosotros y ver que se amplía la medicación pero no hay mejoría. Para eél debe ser tremendo que esto nos vaya a acompañar toda la vida, yo ya me he hecho a la idea aunque no fue fácil. 

Después de todo esto, el año ha dado para mucho, los niños aprobaron bien el curso, Inés siguió creciendo sanamente, María y yo hablamos y solucionamos nuestras diferencias, tuve palabras en buen tono con Belén, la ex mujer de Pablo, etc. El verano dio para mucho, tuve conversaciones íntimas con Alberto, ampliamos la familia con un hijo más de cuatro patas, Inés se hizo absolutamente independiente, etc.; El otoño fue una vuelta a la realidad complicada. Pablo seguía sin trabajo, estábamos ilusionados con un proyecto que nos gustaba a los dos, pero él lo hacía sobre todo por mi, los niños adaptándose al cole yo que daba dos pasos hacia delante, tres hacia atrás, porque jamás pensé yo que la Fibromialgia tuviera tantos tentáculos que eran capaces de llegar a todo el cuerpo. También en otoño llevé a cabo uno de los sueños que siempre he tenido, pero que, por una cosa u otra, nunca había realizado y fue empezar con el blog. El tema estaba claro: quería que fuera mío pero que consiguiera ayudar a personas así que sería sobre Fibromialgia, sin duda alguna. En otoño también se nos cayó en picado las ilusiones que teníamos con el proyecto laboral así que a buscar otras salidas; Luego vino el invierno, y el frío trajo muchas nuevas amigas que le debo al recorrido, corto pero intenso, que tiene el blog. Amigas que jamás pensé que tendría: en Venezuela, México, Argentina, Perú, España; es increíble lo bien que me siento cuando hablo, chateo, contesto en Facebook a alguna de ustedes que me está leyendo en este momento. Les agradezco tanto que aparezcan, les agradezco tanto el cariños, las dudas, las felicitaciones, los ánimos,etc. Soy muy feliz por ustedes también.

Y ahora aquí, en el primer día de 2017. Ha empezado bien, mis hijos están con nosotros que ya los añoraba, hemos cenado con mis hermanos y mi padre, hemos cantado, ha sido mi primer día de dieta y la he cumplido incluso por la noche, he recibido cariño y lo he dado. Ha estado muy bien este día en el que he descansado, he cocinado y he cenado volviendo pronto a casa porque las niñas estaban cansadas. Hemos hecho muchas fotos y Alberto estaba encantado con que fuera la primera vez que salía a una fiesta de fin de año. Yo estoy que no quepo en mí porque no es tan fácil cuando se trata de tus hijos. Bueno, es un chico responsable y todo va a ir bien.

Así que aquí estoy, para darles la lata un año más, para pincharles cuando se acomoden o se quieran lamer las heridas demasiado tiempo, estoy para ayudar, para escuchar, para leer, para escribir, para que busquemos solucione juntas, para protestar, para gritar que nos hagan caso, para reivindicar nuestros derechos, estoy y saben una cosa VOY A SEGUIR ESTANDO HASTA QUE NOS TOMEN EN CUENTA.

Gracias por leerme les envío besos y abrazos de algodón rogándoles que compartan para ayudar a más personas.