Buenos días:

Estoy absolutamente abrumada de ver el número de personas que leen mis escritos y me los agradecen sin darse cuenta de que soy yo la que tiene que agradecer que lean lo que publico. Esto es para nosotros, es un proyecto que me vino a la mente hace unos meses porque odio que las personas sufran y que los que se tienen que ocupar de que no suceda no hagan nada. Odio ver a la gente mal, odio leer la tristeza acumulada en los huesos, la piel, los músculos, los ligamentos. Odio que quienes tienen que encargarse de nosotros no lo hagan. 

Cuando a mí me diagnosticaron Fibromialgia me lo tomé bastante bien. En realidad no tardaron mucho en hacerlo y, dentro de lo que cabe, yo estaba medianamente bien. Después empezaron los problemas más graves, la falta de colaboración, la soledad con dos niños muy pequeños, la falta de una familia de apoyo y con todo eso, los dolores iban aumentamdo en intensidad y en el tiempo, las crisis empezaron a ser cada vez más cercanas y me contracturaba casi cada mes de una manera tan exagerada que no podía ni levantarme de la cama. Mis amigos se reían (para quitarle hierro al asunto) porque me contracturaba sólo con estornudar. Los médicos jamás me pusieron un problema para darme la baja, cuando estaba trabajando, los médicos de la mutua alucinaban con la tensión de mis músculos y siempre me apoyaron para que no empezará a trabajar. A veces, cuando estaba en el centro tenía que irme antes a mi casa pero pasando primero por el centro de salud para que me pincharan relajantes musculares y antiinflamatorios. Esa era mi vida casi diaria. Luego aparecieron los sudores nocturnos con fiebres altas. Por la mañana como una rosa. No sabíamos lo que le pasaba a mi cuerpo. Las analíticas no nos decían nada, pero aquello no paraba. Con el tiempo supe que también es parte de los síntomas que podemos tener con la Fibromialgia, así que ahora si sudo por la noche, lavo las sábanas al día siguiente y ya está. Más tarde apareció una especie de alergia al sol. Cada vez que iba a la playa, piscina o conducía un día de calor, mi cuerpo se llenaba de ronchas y el picor era inaguantable, también era causado por la Fibromialgia, así que tuve que tomar dos decisiones muy importantes, tomarme más en serio a la Fibromialgia y hacerla mi hermana, pero dejándole claro -como ya he dicho otro artículo- que la que manda soy yo; que le voy a permitir vivir conmigo, pero las normas las voy a poner yo así, cuando el dolor es insoportable y no puedo casi ni respirar, me acuesto a dormir y ella me va a dejar hacerlo, porque es la única manera de mejorarme. Cuando tenga fibroneblina, voy a parar de hacer cualquier cosa, voy a sentarme o tumbarme con el mayor silencio que pueda tener en ese momento para pensar en cómo dejarla atrás o relajar mi mente hasta que ella se vaya. 
Con todo esto, sé que aún me ha ganado en algunos planos de mi vida. Planos que tengo que ir mejorando para volver a ser la persona que era antes. Aún no puedo salir sóla de casa, me da muchísimo respeto. Si voy a sitios con mucha gente me agobio mucho y me cuesta respirar, por lo que prefiero ir a los sitios a horas en las que sé que no va a estar muy saturado de gente. Ya no puedo manipular productos de limpieza, el olor tan fuerte me da dolor de cabeza y me impide respirar bien, por lo que no puedo casi ni limpiar mi casa, hace años que no puedo utilizar colonias, perfumes etc. Todos en mi casa utilizan desodorantes que no tengan olor y ninguno se pone colonia o perfume. También he tenido que encontrar un gel de baño que no tenga mucho olor, porque me dolía la cabeza el ducharme con otros que tenían algún aroma. 

Sé que todos estos síntomas van a ir a peor. Sé que, si no encuentran la causa y una solución, mi hermana va a ir creciendo y va a empezar a dejarme atrás, pero también sé que no se lo voy a poner fácil. Sé que quiero luchar por mí y por todos los pacientes de Fibromialgia. Por mí y por mi familia, porque a veces parece que estoy muerta en vida y no quiero, porque mi hija dice que prefiere invitar a su amiga a comer cuando yo me recupere, porque mi marido y mis hijos no se merecen quedarse sin mi (salvo que ellos lo decidan), porque yo me merezco una vida con calidad y, lo siento, VOY A LUCHAR POR ELLA. Cuento con ustedes???!!! 

Tenemos que levantarnos, tenemos que ser fuertes, tenemos que buscar estrategias, tenemos que luchar para que nos atiendan, tenemos que luchar para que investiguen, TENEMOS!!!

Gracias por leerme les mando besos y abrazos de algodón rogándoles que compartan para poder ayudar a más personas.