img_0085

Buenos y húmedos días:

Parece que voy a empezar un relato erótico por lo de húmedos, pero nada más lejos de la realidad.

Hoy es el día después de la gran victoria, del gran comienzo, de darle publicidad en la red, concretamente en facebook. Hoy es el día después de tanta emoción contenida, de tanto trabajo de coordinación y ejecución, Hoy es el día después.

Me he levantado tarde, tenía que descansar porque anoche me acosté bastante tarde. Cuando me di cuenta de la hora hice lo imposible para tirarme de la cama porque tenía que llevar a Belma al veterinario. Llegamos a tiempo y allí la dejé. Se quedó muy tranquila y me dio muchos besos de despedida. Jo! qué nervios tengo. Estoy segura de que todo va a salir bien, pero me cuesta dejarla allí, la anestesia, la operación…. Seguro que todo sale bien.

Como salté de la cama y como ya estaba agotada, ahora mi cuerpo tiembla en silencio los atropellos que he cometido con él. Voy a tener que relajarme en el sillón con Manchitas que no se separa de mi en ningún caso. Me he medicado, me he abrigado, me he tomado algo calentito, pero esta vez no he conseguido contenerla. Mientras no me toque la cabeza voy a seguir batallando en una postura cómoda.

Una cosa que me tiene absolutamente abrumada y desconcertada, aunque encantada y feliz. Han aparecido muchas solicitudes de amistad en mi facebook de personas que leen mi blog. han aparecido muchos agradecimientos por la labor que desarrollo. Solo veo que no se dan cuenta de una cosa, la que tiene que estar agradecida, y lo está, soy yo. Estoy feliz de escribir, estoy feliz de que pueda ayudar a alguien estoy feliz de conocer a más personas, estoy feliz de saber que, en la distancia, puedo ayudar a personas de todo el mundo. De verdad, GRACIAS, MUCHAS GRACIAS.

Me acaban de llamar del veterinario, Belma está bien, ya acabaron la cirugía y ahora están esperando a que se despierte de la anestesia. De verdad, qué afortunada soy, no se puede pedir más. Mi marido es un ser MARAVILLOSO, mis hijos son niños con valores y ABSOLUTAMENTE ADORABLES, los hijos de mi marido son sanos y MUY CARIÑOSOS, hemos conseguido acortar las distancias entre la ex-mujer de mi marido y nosotros, entre el padre de mis hijos y yo y mis hijos de cuatro patas están sanos y me dan muchas alegrías. NO SE PUEDE PEDIR MÁS. Mi vida es plena, dolorosa pero plena, con vértigo pero plena, con fibroneblina pero plena, con cansancio por encima de la media pero plena. Es una vida atípica donde he construido mi fortaleza en mi casa, de la que salgo poco y debería salir más, me estoy acostumbrando a los cambios con menos resistencia de la que tenía antes y vivo; vivo porque quiero vivir, vivo porque quiero sentir, vivo porque mis hijos me hacen de motor, vivo porque mi marido me apoya en todo, vivo porque sé que vamos a conseguir muchas cosas con nuestra lucha, vivo porque me hace feliz colaborar y ayudar a las personas, vivo porque he encontrado amigas que, aunque están lejos las tengo en el corazón y quisieron hacer caso de esta loca que sueña un mundo mejor para todos, asÍ que VIVO