la-fatiga-en-la-fibromialgia

Buenas noches:

Después del parón del fin de semana mañana habrá puesta de pilas por mi parte y creo que en muchos sentidos, así me siento ahora. Por fin termina un fin de semana duro en cuanto a la salud. Ya parece que mi cuerpo ha ido remontando, aunque no he tenido muchas ganas de comer hoy. He tenido charla también con mi marido y eso me ha comido muchísimas fuerzas. Reconozco que, como familia no estamos en un buen momento y esto se alarga ya cuatro años.

Es difícil comunicarte con alguien cuando parece que hablan idiomas diferentes, o están en momentos diferentes. Encima que la comunicación ya es difícil…. Seguro que de todo se sale pero, mientras tanto, a mi me resta muchísimas energías, energías que necesito para salir a delante y reponerme yo. No estoy diciendo que todo sea responsabilidad de la otra persona, pero lo cierto es que así está el tema y yo cada vez me siento más débil. Reconozco que no es fácil sacar adelante a una familia reconstituida de seis hijos, con fibromialgia y problemas de comprensión. Es muy pero que muy complicado.

Hoy hemos visto una película después de comer juntos en el sillón, salvo es “como huele aquí a perro” sabiendo que es el sillón donde me pongo con los perros, todo ha ido muy bien, por un momento pensé que nos unía algo ese día, pero parece que la magia acaba cuando vamos a hacer otras cosas, es como si no fuéramos capaces de dialogar. Como si cada cosa que le dijera fuera para molestarlo y viceversa -estoy tan segura de que cuando lea este artículo dirá que no es así, que él no siente eso-.

Como decía antes las fuerzas han ido llegando a mi cuerpo poco a poco, aunque sigo estando espesa. Por lo menos estoy más ágil escribiendo aunque la dislexia no me haya dejado tranquila y tenga que volver atrás. La manos siguen inflamadas y heladas y mis pies también están helados. Estoy tapada pero mi cuerpo siente frío, un frío que no viene de fuera, un frío que sale de mi, que me deja con una pasmosa tranquilidad y sin capacidad de movimiento y de actuación ante las situaciones familiares que estoy viviendo.

Son muy pocas las ganas de salir, pero que muy pocas. Nada más pensarlo me pongo nerviosa y se me hace un nudo en el estómago. Necesito ver a más personas, personas que me mandan mensajes para quedar, personas que me llaman, personas que debo ver, pero poner un pie en la calle, perdón, vestirme para poner un pie en la calle, perdón, pensar en vestirme para poner un pie en la calle ya me agota. Yo entiendo que esto pasará, entiendo que es una etapa por ejemplo porque es invierno. Es mucho entender, Sé que si no pongo de mi parte no voy a salir, pero es que es la pescadilla que se muerde la cola y, de verdad, sólo pensarlo me tiene agotada.

No quiero exigirme más de lo que debo, pero no quiero dormirme en los laureles. Nunca pensé yo, con el tiempo que hace que me han diagnosticado esta enfermedad, que algún día pudiera sentirme tan vulnerable y con tantos miedos, Porque creo que en realidad lo que siento es miedo, miedo a salir y tener que volver, miedo a generarme expectativas que no pueda realizar, miedo a que lo que encuentre fuera no me llame la atención, miedo a volver a perderme, miedo a qué verá la gente en mi si me da otro ataque de pánico, miedo a trasmitir realmente el miedo que siento.

En las fechas de Navidad me encontré con dos compañeras de trabajo. Con la primera que me encontré, que iba con su familia, yo estaba sola porque Pablo se había quedado un momento en el coche. Hasta las piernas me temblaron y daba la impresión de irme a echar a llorar sobre la marcha. La segunda la vi cuando estaba acompañada de mi marido, y pude saludarla bien y a su marido también. Cuando se fue yo empecé a sentir temblor en las piernas y necesitaba salir y coger aire, pero no lo hice; nuevamente prioricé lo que había que hacer ante mi necesidad. Me da la impresión de no aprender. Por otra parte estoy pasando una muy mala época con mi colon irritable y me siento muy molesta. Habrá algún lugar en nuestro cuerpo donde esta jodida enfermedad no ataque -el otro día lei que hasta a las uñas y ahora entiendo muchas cosas-.

Ah, se me olvidaba!!! Cynthia me ha hecho el boceto de un dibujo que quiere plasmar en unas camisetas sobre la fibromialgia. Está muy chulo. Más linda, me dijo que si se había extralimitado que la perdonara, pero a mi me ha parecido de unas enormes amabilidad y empatía que hasta me resultó tierno. Espero que todo llegue a buen puerto.

Gracias por leerme, les mando besos y abrazos rogándoles que compartan para poder ayudar a más personas.