26 de enero de 2017

intento-ser-normal

Buenas tardes:

Aquí estoy, esperando impaciente a que nos conozcamos en persona algunas de las que pertenecemos a la Red de Colaboración de Gran Canaria. Estoy nerviosa, qué fuerte, es como si fuera a una primera cita.

Hoy he comenzado el día madrugando y con muchas whatsapp, pero feliz. Feliz sí, feliz porque voy a conocer a algunas compañeras, pero el dolor ha querido madrugar conmigo. En casa he hecho muy poco, una lavadora, dos camas y recoger algo la cocina. Luego me he tumbado en el sillón, esta vez sin mi hijos de cuatro patas ya que me he enfadado con ellos porque casi me tiran esta mañana en la salida al baño.

Como les decía me tumbé en el sillón y me puse a buscar información para ponerles el artículo técnico que puse esta mañana. Luego hice la carta a la asociación y se la envié a mis compañeras para que me dieran su acuerdo. Ya me lo han dado las cuatro con voto y la he enviado a la asociación. Espero que ahora comiencen más personas a entrar en la red de Gran Canaria. Entre unas cosas y otras me levantaba e intentaba poner mi cuerpo en movimiento, aunque me siento absolutamente agotada y dolorida. Mis manos están inflamadas y en una hay moretones. Mi pierna derecha sigue con sus moretones afincados en ella. No tengo mucha agilidad para hacer las cosas y los brazos me están doliendo y pesando más de lo normal. al caminar me voy hacia los lados haciendo eses y me doy con todo lo que encuentro por el camino, es como si mi cerebro no controlara las distancias que hay y a cuánta tengo que pasar de las cosas.

Con todo esto, y viendo que no bajo peso aunque haga dieta, decidí ir a caminar para hacer los famosos 7.500 pasos diarios. Aunque caminada con mucho agotamiento y con respiración más agitada de lo normal, lo hice porque la fibromialgia no nos puede vencer, así que seguí y seguí. No llegué a los pasos necesarios porque Pablo salía de trabajar y me recogió antes de que yo llegara a la cantidad necesaria, espero poder terminarla después. Mientras iba caminando iba escuchando unas charlas sobre fibromialgia; una chica que hablaba de sexo, un señor que hablaba de la necesidad de un equipo multidisciplinar para tratarnos y otro que hablaba de la importancia de la dieta de una persona con fibromialgia. Todo muy instructivo y a poner en práctica. La de la dieta se la mandé a mi nutricionista porque estamos un poco perdidas ya que no encontramos algo que nos funcione, porque ella es muy profesional en todo lo que hace y nunca había tenido un caso como el mío. A ver si con la charla puede encontrar la luz que yo soy incapaz de darle.

La verdad es que hoy ha hecho mucho sol y al caminar me daba en las manos, y ahora me pican bastante al margen de tenerlas más inflamadas de lo habitual. El cuerpo me duele muchísimo más de lo que me dolía antes de ir a caminar y reconozco que me cuesta moverlo y que me tiembla, me estoy mareando y no he podido almorzar porque siento mi estómago absolutamente lleno, pero estoy contenta de haber ido a caminar.

Bueno, ahora me prepararé para ir a conocer a “mis chicas”, espero que no se molesten por el nombre. Voy a ir dolorida, temblando, me quema el cuerpo y con poco control sobre él, pero he de estar, quiero estar, es mucho más importante para mí de lo que puedo trasmitir. Quiero conocerlas, quiero animarlas a empezar, a seguir haciendo crecer esta red, quiero que tejan conmigo para que podamos hacer cosas vitales por los enfermos como nosotras. Es el primer paso que vamos a dar, sólo espero poder llegar a ellas en persona y que se sientan parte del proceso, que se sientan parte importante de algo importante que tiene que crecer para dar ayuda a quienes lo necesitan y recibirla cuando lo necesitemos.

Gracias por leerme, les mando besos y abrazos de algodón rogándoles que compartan para poder ayudar a más personas.