28 de enero de 2017

img_5684-1

Buenas tardes:

Aquí estamos, de sábado en familia; de partido matutino de voleibol con derrota del equipo de Elba, y ahora de visita a mi padre al hospital. Día completo. Contenta porque voy a ir a verlo con mis dos hijos mayores, que hace tiempo que no lo ven. Lo bueno es que, al acompañarme ellos, no tengo que subir a Inés ya que Pablo se la lleva. El otro día la llevé y mi padre se alegró mucho, pero no me gusta que entre aún en el hospital.

En cuanto a dolores, tengo los mismos de ayer, menos la ciática, que parece que me dejó tranquila. El ciempiés vuelve a aferrarse a mi espalda agarrándose fuertemente, aunque aún no daña del todo. Tengo que cuidarlo para que no dañe demasiado.mis manos siguen igual de frías cada día, por lo que os dolores los siento mucho más, el color va pasando de amarillo a rojo y luego a morado. Vaya, que panorama, cuánto color en unas manos.

La espalda sí que me duele, pero no la parte del ciempiés, que esa está empezando, me duele la parte del cuello hacia el hombro derecho. Siempre me pasa cuando me pongo al ordenador. debe ser que ya me supone un sobre esfuerzo mantener el peso de mi propia cabeza y llevo toda la mañana fuera de casa por lo que no he podido apoyarla un poco. después de todo estoy fuerte, no me puedo quejar en comparación con otras veces. Me siento con ganas de hacer cosas y espero que Elba quiera acompañarme después al centro comercial, porque Vincent se comió los auriculares de Pablo y quiero conseguirle unos. Es un auténtico tragón, esta mañana hizo caca un calcetín y no es la primera vez.

La Red ha dado una explosión increíble en las ciudades de Madrid y Barcelona. Se han unido una grupo y van creciendo a pasos agigantados. Me alegro en el alma, no deben decaer y esto es algo ingrato porque tienes que estar tirando mucho de las personas, pero es nuestra vocación, a todas nos gusta y queremos hacerlo. En San Fernando de Cádiz también están creciendo y la verdad, es que no me puedo quejar, todas las personas que estamos luchando por generar la red en nuestra ciudad somos fibromiálgicas, por lo que también tenemos nuestros malos días y nuestros días de frío y desgana, pero seguiremos luchando para tener mejor calidad de vida, para conseguir mejores derechos y reconocimiento a una enfermedad que parece fantasma; pero está claro:NO HAY MÁS CIEGO QUE EL QUE NO QUIERE VER.

Espero que lleguemos a buen puerto y que nuestros esfuerzos tengan claras recompensas para todos ya que no creo que luchemos por nada ilógico ni por nada que sea una locura, sólo luchamos por algo que merecemos y que se llama DIGNIDAD, exacto, sólo queremos poder tener una vida digna en las condiciones de enfermos que tenemos.

Bueno, les dejo, me tengo que ir al hospital, después ya intentaré sentarme con más tranquilidad y poder reivindicar mejor y explicarles mejor el día.

gracias por leerme, les mando besos y abrazos de algodón rogándoles que compartan para poder ayudar a más personas

María Díaz