04 de febrero de 2017

1e55845e-e29c-423e-ae90-246d015de0ef-collage

Buenas tardes:

Hoy es el cumpleaños de mi hija, cumple 13 años. Es una de las personas más maravillosas que conozco, como yo llena de defectos, pero con un corazón enorme, tan grande como la fuerza interna que la mueve, que es un volcán en erupción continuamente. La adoro; la adoro de la misma manera que adoro a todos mis hijos, y también de una manera totalmente diferente, porque ella lo es, es tan diferente a cualquiera que se pone al lado de ella; tan pero tan diferente A pesar de todos los problemas de salud que tiene es una niña dura, que quiere seguir adelante, que quiere ser tratada igual que los demás y sin ninguna contemplación por su especificidad. Ella es así, grande como solo una persona que se hace a sí misma puede ser; grande como el ser caritativo, empático y luchador que lleva dentro y que intenta que le gane al antagonista ser que lucha en su interior por el egoísmo propio de la edad y de la posición en la que está.

Es una renacuaja -ya no tanto- que me da lecciones cada día, con la que se puede hablar casi de cualquier tema, que defiende su punto de vista cerrándose por la edad, pero recapacitando luego e intentando corregir o enmendar su error. Amiga/amante de sus amigos, los defiende hasta sitios insospechados y les da el corazón sin mirar si se lo van a robar o no, le da igual; cae una y otra vez en la misma situación de entrega de persona a persona, pero es que no sabe ser de otra manera mas que pura.

Tiene muchos defectos, como ya comenté, pero su bondad hace que estos queden en el olvido. Terca como mamá, imprudente y aventurera, solitaria y mediadora, puede también llegar a ser extremo en cualquier situación. Es absolutamente decidida y no le asusta nada. No puede callarse y discute hasta el último punto por si es seguido o a parte. La adoro, pero la adoro y sobre todo la admiro, porque se lo merece, se merece toda mi admiración por luchadora, por valiente, por empática, por saber cuidar a las personas, por madura, por defensora de lo que piensa.

Nació prácticamente sola,  cuando estaba en mi barriga no paraba de moverse, era tanto lo que se movía que le dije a su padre que lo que venía no era normal. Como dije antes, nació prácticamente sola; un empujón, patada a mamá y fuera. Así lo ha hecho todo y así se ha hecho a sí misma. La ves jugar al voleibol y le ves esa garra que la caracteriza y piensas: cómo es posible que lo haga así teniendo las dificultades que tiene; pero lo hace, lo hace y con más garra de la que nadie pudiera sacar; lo hace con la misma fuerza que tenía su abuela materna, sacando ese carácter Valido y luciéndolo por todas las canchas de la isla.

Cuando me siento mal es la primera que sabe lo que hay que hacer, se pone ayuda, abandona cualquier cosa que esté haciendo para dedicarme su tiempo y su esfuerzo, para que yo no caiga y yo no quiero que se responsabilice de mi; no quiero que viva con miedo de lo que me pueda pasar, no quiero que viva con miedo y que le pregunte a sus médicos que si ella va a padecer fibromialgia, BASTANTE TIENE ELLA YA!!!! Es que esta enfermedad no me puede dar una tregua hasta que acabe lo de ella!!!!! Es que no va a ser posible que sea yo la que la ayude a crecer y en sus problemas!!!!

Es un auténtico volcán y yo la amo con todo mi ser.

Gracias por leerme, les mando besos y abrazos de algodón rogándoles que compartan para poder ayudar a más personas.

                                                                      María Díaz