15 de febrero de 2017

si-lo-puedes-sonar

Buenos y nublados días desde Gran Canaria:

Para los que quieren realmente compartir experiencias y vivencias con los demás y que nos sirvan de ayuda, aquí me tienen otra vez, tratando de aprender cada día de lo que hacemos y de lo que vivimos; eso sí, NADIE VA A HACER QUE DEJE DE CREER EN LAS PERSONAS, POR MÁS QUE LO INTENTEN.

He dormido como una campeona, aunque bien es cierto que me he levantado con dolor de cabeza, pero no importa, me he puesto a hacer limpieza. Sí, como lo oyen, he limpiado todo lo que encontraba mal en mis redes sociales, he limpiado mi memoria para recordar a las personas que han estado y que han ayudado -si me he olvidado de alguien pido disculpas encarecidamente-, he limpiado mi mente de los malos pensamientos que me habían llegado, he limpiado mi cabeza de ideas que no tienen por qué ocurrírseme si hay muchas personas que me cuentan que les sirve mi apoyo y por último he limpiado mi corazón, porque no quiero tener malos sentimientos hacia nadie, sólo pido que las personas que quieren dañarme y dañar a nuestro grupo y nuestro proyecto puedan mejorar y dejar atrás la maldad que sienten para dar paso al camino de la ayuda y la solidaridad. Así que como he estado de limpieza, me siento más que bien conmigo, con el maravilloso grupo que ha quedado en la red y con todas las personas que han ayudado a que esto sea posible. Tengo que hacer una mención especial, porque no sería justo que en este maravilloso día no reconociera el trabajo de Manoli Rodríguez, Erica Ester García Cifuentes y Olivia Castellano -que me ha dado una lección de lo que es la lealtad hacia uno mismo y de tranquilidad-.

Como les decía no todo es color de rosa, me duele y mucho el cuerpo. Hoy la cabeza pesa más que otros días y mi amigo el ciempiés no deja de atosigarme, pero hoy lo entiendo perfectamente ya que lo vivido ayer fue duro. Fue duro para mi equipo, fue duro para mí y fue duro para los enfermos de fibromialgia a los que quisieron meter en medio de una historia que llevaban perpetrando desde hacía un  mes más o menos. Así que sí, han hecho daño. Pero vamos a salir de esto como hemos salido de cosas peores, porque todos hemos vivido cosas peores y las hemos sabido gobernar.

Como les decía, por mi casa el cielo está nublado, aunque por momentos el sol hace su aparición estelar y calienta un poquito. El día de hoy se plantea tranquilo y sin mucho movimiento, salvo llevar a mi hija al médico esta tarde. Lo que sí noto hoy es que me queman los ojos. Los tengo demasiado secos y me están doliendo. Ya sé, hay que ponerse las lágrimas artificiales y a eso voy ahora mismo.

Hoy es el cumpleaños de mi padre, ya tiene muchos y se le va notando el paso de la vida por él. Se le va notando la necesidad de una ayuda que jamás pidió pero que ahora se hace necesaria, así que hoy, en honor a mi padre, voy a proclamar en la red, con permiso de mis compañeras, el día de la ayuda cercana. Esto lo estoy proclamando sin ningún permiso, así que espero la respuesta de mis compañeras.

Bueno, este escrito de ahora era sólo para decirles que estoy bien y que siempre que ustedes quieran seguimos adelante, que mi equipo se encuentra bien y que nada nos va a quitar de aquí salvo el rechazo de las personas a las que intentamos ayudar.

Gracias por leerme, les mando besos y abrazos de algodón rogándoles que compartan para poder llegar a más personas

María Díaz