18 de febrero de 2017

tomillo
tomillo

Buenas noches:

Cuántas veces habremos hablado con nosotros mismos diciéndonos que qué bueno sería poder conocer lo que la naturaleza nos da, y en nuestro caso, lo que nos da para ayudarnos a sobrellevar de mejor manera nuestro mal, para llevar de mejor manera la fibromialgia. De mejor manera y de forma natural, lo que por su puesto no significa dejar la medicación establecida por el médico, pero sí ir regulándola con su autorización después de mejorar nuestro dolor por la mejoría en inflamaciones, la relajación muscular impulsada por la salvia y el tomillo, etc.

Mi amigo del facebook Fernando de Huertas urbanas de tres arroyos me ha hecho el favor de escribirnos este artículo para que nos orientemos un poco con las plantas que podemos encontrar y cómo las podemos utilizar para el fin que necesitamos. Les dejo con su escrito:

Noble propuesta: aliviar enfermedades desde la huerta, sabiendo que las plantas no solo alimentan y adornan sino que también pueden devolvernos la salud o hacer mas llevaderas nuestras dolencias. Mi colaboración se limita a informar acerca de las plantas que son benéficas en caso de fibromialgia.

salvia
salvia

El jengibre tiene propiedades antiinflamatorias y analgésicas.

El romero favorece la expulsión del ácido úrico al tiempo que descongestiona las articulaciones 

La salvia y el tomillo son relajantes musculares.

 

Mis conocimientos de la fibromialgia son muy básicos pero entiendo que el efecto que estas plantas tienen son tales como relajar la tensión, aliviar el dolor, depurar el organismo y favorecer el sueño. Serán muy bien aprovechados por el organismo para su recuperación, entonces no me caben dudas de que la huerta puede proveer lo necesario para una mejoría en la calidad de vida, sin contraponerse a cualquier tratamiento medico y cien por ciento natural.

 Forma de ingerir estas plantas:

romero
romero

Jengibre: en polvo, dos cucharaditas en un vaso de agua, dos veces al dia

Romero: en infusion, sus hojas se asemejan a las agujas de pino, le pones un puñadito en     la            taza y te tomas hasta dos por dia

Salvia y tomillo: igual que el romero, en infusion.

Parece sencillo, y lo es, como todo en la naturaleza, lo bueno es que los efectos beneficios se sentirán en la totalidad de tu organismo haciéndote sentir un bienestar que tal vez te haga considerar la posibilidad de alimentarte mas sanamente consumiendo muchas verduras y frutas y si llega a interesarte el cultivar tus propios alimentos y tus hierbas, con gusto publicaée la forma de cultivo en el lugar que dispongas, sea patio, terraza o balcón – deseo que esta información te sea útil, un abrazo.

jengibre
jengibre

Fernando – Huertas urbanas de tres arroyos”

Me parece absolutamente interesante lo que hemos leído y saber que en nuestra propia huerta podemos encontrar los remedios para algunas dolencias. Agradezco a Fernando la forma tan clara de exponer las ayudas que podemos encontrar y cómo prepararlas. Encuentro fantástica la oferta que nos hace de enseñarnos a realizar nuestra huerta en el espacio que tengamos, ya sea un patio, un balcón, una terraza, etc.

Agradezco enormemente a Fernando que haya aceptado mi forma de atracarle para que realizara esta estructuración de una información que él controla por completo pero que tenía que llegar a ustedes de forma escrita. La molestia y disposición que se ha tomado en un tiempo récord -lo avisé ayer- no la encontraremos fácilmente en otras personas, es evidente que a él le apasiona el tema de la huerta y también es evidente que cree claramente en las cualidades curativas de la huerta.

Gracias por leerme, les mando besos y abrazos de algodón rogándoles que compartan para poder ayudar a más personas.

María Díaz