21 de abril de 2017

Be happy

Buenos días:

Día nublado en Gran Canaria. Es este tipo de día que no te deja estar del todo bien; es este tipo de día que mirando a la terraza te entristece por la falta de luz que haga que todo brille y que los colores hagan de tu día un incansable arcoíris policromático. Hoy es uno de esos días en que las cosas no fluyen con naturalidad; hoy tienes que darle un pequeño empujón a las ideas para que vayan saliendo después de ordenarse en tu cerebro; hoy es uno de esos días….

Hoy tengo mucho dolor y mucho cansancio; más que otros días de esta semana, lo que me hace estar más parada y más lenta en el pensamiento. Hoy, a pesar de que dormí más horas que otras noches, el cansancio me vence a cada paso que doy, por lo que prefiero estar tumbada en el sillón y no hacer mucho en casa; hoy las manos me pesan y mis inflamados dedos se mueven con torpeza por el teclado del ordenador; hoy las piernas, cansadas se estar en cualquier postura, parecen inflamadas y no me hacen mucho caso, por lo que no es muy conveniente que permanezca de pie mucho tiempo o que suba y baje por las escaleras. Mi cuello suena a cada movimiento y me amenaza con darme un “latigazo” en cualquier momento, así que no le voy a dar ese gusto y voy a estirarlo y mantenerlo en calor para que se olvide de tratarme de esa manera, ya que yo lo cuido mucho. Hoy es uno de esos días…

Pese a estar mermada físicamente y muy cansada continúo animada y contenta. Tengo muchas cosas por las que ser feliz y las agradezco, aunque no con la asiduidad que debería. Al levantarme estoy intentando dar las gracias por poder abrir los ojos un día más, aunque tenga sueño. En ese preciso instante ya empiezo a sentir el cariño de los que me rodean: mi marido luchando para que abra los ojos, mis hijas al irse al colegio o mis perros dándome lengüetazos y recordándome que ya amaneció y que tienen ganas de ir al baño y de jugar un rato. Vuelvo la vista atrás y veo todo lo que hemos conseguido pese a las vicisitudes que nos hemos ido encontrando, pero veo que no hemos tirado la toalla y que seguimos luchando por lo que nos gusta y lo que nos hace realmente feliz: ayudar.

Hoy he encontrado en Facebook otra advertencia de cómo los hakers -no sé ni si se escribe así- intentan hacerte daño por el simple hecho de dañarte; parece que en esto de las ayudas a personas con fibromialgia se mueven muchos intereses. A nosotras nos tocó con el tema de los vídeos pornográficos, a ver si podemos librarnos de esta. Les pongo la publicación aquí para que tengan en cuenta:

Hay que ir con cuidado aunque sí te quieren hacer la puñeta, terminan consiguiéndolo…
Es triste 😯😕 que esté pasando esto!
Quizá tendremos que terminar abandonando Facebook. Además del video porno, hay un nuevo hacker en facebook. Sale entre los comentarios de tus contactos con frases ofensivas de tu parte. Es realmente desagradable y parece que haya salido de tu perfil. Tú no lo ves 😔, pero tus amigos sí.😮 Esto puede crear ofensas y malentendidos. Quiero deciros a todos mis contactos, que si os llega algo ofensivo no proviene de mi. Gracias. Copia y pega (no compartir).

Pese a todo esto, estoy animada, contenta, feliz y con muchas ganas de seguir ayudando a quien lo necesite, porque para eso hemos venido a este mundo, para darnos a los demás y hacer la vida lo más sencilla posible a quienes nos rodean y a nosotros mismos.

Gracias por leerme, les mando besos y abrazos de algodón rogándoles que compartan para poder ayudar a más personas.

María Díaz.