22 de abril de 2017

Buenas noches:

Entre tanto movimiento no he tenido tiempo de estar con ustedes hasta ahora, la verdad es que tenía ganas, pero no había podido. Ha sido un día de dolores e inflamaciones, pero de buen talante y alegría. Me duele todo el cuerpo y, algo que hacía tiempo que no me pasaba pero lleva unas semanas pasándome, me duelen mucho la cabeza y la mandíbula. Se calmó el dolor con la placa de descarga pero ahora vuelve a doler; no sé si será por la cantidad de tierra que hay en el ambiente o porque me estoy haciendo mayor, jijiji.

Hoy me preguntaba una compañera que si era normal que las manos se nos bloquearan y que se nos quedaran los dedos como trabados. Mi experiencia es que sí, de repente empieza como a darme un tirón y mi dedo meñique comienza a bajar y tengo que recolocarlo con la otra mano. Esto me ocurre con bastante asiduidad al igual que la pérdida de fuerza en las manos, lo que hace que abrir una lata se convirtiera en una gran odisea; empecé a ser más práctica, pedí que me las abrieran.

Ayer pasé toda la tarde de compras con Elba. Hoy tenía un cumpleaños y con la excusa de ir a comprar el regalo fuimos paseando al centro comercial y pasamos la tarde juntas. Es increíble cómo ha crecido, cómo ha madurado y cómo ha dejado de ser niña en un momento. Ahora disfrutamos juntas de otra manera; tenemos más complicidad y, como compartimos bastantes gustos y un humor similar, disfrutamos los ratos de compañía que tenemos. Anoche me sorprendió con un helado y esta mañana me trajo el desayuno a la cama; es absolutamente espectacular en todo su encanto y su implicación en las cosas que le parecen interesantes.

Hoy ha habido un día soleado, sin mucho que contar porque hemos estado con faenas de casa y con almuerzo familiar. Dentro de un rato nos pondremos todos juntos a ver una película; tradición familiar; y cenaremos algo que a todos les gusta: chuches, por lo que he de ir acomodando mi sitio para no perderlo, porque mi familia es capaz de todo….

Gracias por leerme; les mando besos y abrazos de algodón rogándoles que compartan para poder ayudar a más personas.

María Díaz.