26 de mayo de 2017

Niños bailando

Buenas tardes:

Buen día el de hoy. Madrugamos mis dolores y yo, pero como teníamos un compromiso ineludible, nos pusimos la mejor cara que teníamos y nos fuimos directos al colegio a la fiesta del día de Canarias que tenía Inés. La vimos bailar y la oímos cantar, y es una maravilla ver cómo tantos niños juntos son capaces de crear un ambiente tan emotivo para darle su alegría a los padres que podemos acudir. Son cosas que se quedan grabadas en las retinas de padres e hijos.

Como decía fui con mis dolores pero con toda mi ilusión como cada vez que voy a algún acontecimiento de los niños. Me desperté después de no haber descansado mucho y con bastante dolor, sobre todo de cabeza. Las manos eran dobles de lo inflamadas que estaban y las piernas seguían quemándome, pero la ilusión pudo con ello aunque después las consecuencias han sido importes, porque me duele mucho la cabeza, estoy agotada y con febrícula.

Al llegar a casa me acosté en el sillón a ver una película y me debatía entre el frío y el calor. Luego pusimos otra película, esta vez para Inés y la vimos comiendo roscas. Es ahora cuando me desentiendo de lo que hay en casa porque ya no aguanto mucho el nivel de ruido que hay, que no es que sea mucho, pero mi cabeza ya no lo aguanta, y me aíslo en mi habitación a escribir y a contestar comentarios. También estoy utilizando ese tiempo para hacer meditación guiada y me va muy bien; consigo relajarme algo, cosa necesaria porque encuentro mis músculos muy tensos, mi mandíbula parece que se va a desencajar por momentos, pero cuando soy consciente de lo que sucede intento soltarla y relajarla.

Bueno, espero ayudar en algo y que las experiencias que voy contando sirva para que otras personas que viven lo mismo entiendan que es normal y que no estamos, como dicen algunos médicos, depresivas o aburridas; lo que tenemos es fibromialgia y estos son algunos de los síntomas a los que nos enfrentamos diariamente.

Gracias por leerme, les mando besos y abrazos de algodón rogándoles que compartan para poder ayudar a más personas.

María Díaz.