06 de junio de 2017

Cartas-agradecimiento
Thanks!

Buenas tardes:

Aquí estamos un día más, un atípico día de junio en mi tierra donde antes hubiera hecho más calor. Aquí estamos lidiando con la vida y con las circunstancias que la rodean, extrañas en ocasiones pero sin desanimarnos por ellas.

Amaneció un día extraño en cuanto al clima y amaneció un día de visitas médicas de puesta a punto. Una puesta a punto que nunca va a acabar, ya que, al ser crónica nuestra condición, seguiremos necesitando de las puestas a punto de los profesionales. Si lo pensamos somos unos verdaderos luchadores y hemos vencido muchísimas batallas, porque no es fácil vivir lo que vivimos, cada dos por tres necesitamos de algún médico y por algún motivo diferente o no. Cada dos por tres vamos a lugares donde tenemos que explicar lo mismo una y varias veces, donde se nos escucha la mitad de lo que decimos y la otra mitad la asumen como son capaces de asumirla, unos médicos de una manera y otros de otra. Cada dos por tres tenemos los mismos olvidos, las mismas repeticiones, los mismos tropiezos y cada dos por tres los solventamos incluso con las capacidades mermadas como las tenemos. Lo dicho, somos unos verdaderos luchadores y salimos adelante en circunstancias poco propicias para el ser humano.

Con todo ello lo que me queda decir es gracias a la vida que me ha dado la fuerza de poder lidiar con esta enfermedad, de poder salir adelante de la mejor manera que sé; gracias a la vida porque, aún con esta enfermedad, me ha dejado conocer gente maravillosa como la que he conocido y me sigue enseñando hasta dónde es capaz de llegar el ser humano -con lo bueno y lo malo; gracias a la vida porque me abre los ojos a las vivencias de otras personas de las que puedo aprender mucho y, como no, gracias a la vida que me deja expresarme libremente para poder decir lo que pienso y siento, a sabiendas de que hay personas a las que les puede gustar y otras a las que no y respetando siempre a cualquiera de ellas.

Gracias por leerme, les mando besos y abrazos de algodón rogándoles que compartan para poder ayudar a más personas.

María Díaz.