07 de julio de 2017

verano

Buenas tardes:

Aquí estamos, con un maravilloso y soleado día y en casa con la benjamina de la familia. Poco a poco las cosas se van colocando en su sitio, lo que me alegra sobremanera, ya que necesitamos estar organizados y estar tranquilos sin necesidad del estrés que suponen los cambios y la adaptación a la nueva vida.

El verano sigue su rumbo y con él, el movimiento para intentar que los niños se diviertan después de un duro curso pasado. El verano sigue su rumbo y los dolores van menguando porque el frío ha remitido. El verano sigue su rumbo e imperan las salidas a pasear con la familia y los encuentros con los amigos, siempre en la inestimable compañía del hombre que me está apoyando en todo lo que estoy emprendiendo.

Por otra parte, sabiendo que sigo sin salir sola, me he comprado una máquina de coser. Nunca había cosido antes, pero ahora que estoy probando me está gustando y me alegra haberle hecho caso a Ana, que me animó a ello para tratar de aprender a hacer arreglos en la ropa de casa.

Sigo haciendo ejercicios de estiramientos y caminando cada día. Cuando no puedo salir con Ana, trabajo en casa con el stepper para no dejar de ejercitarme. Reconozco que me siento bien haciéndolo y animo a las personas que puedan a que realicen lo posible, para mejorar su condición física y su ánimo.

Con la dieta sigo adelante. Me está ayudando a perder peso y a sentirme más ágil. A veces no es fácil hacerla, pero procuro no saltármela. El gluten, las harinas, el pan, y las carnes, por lo que dice mi médico, nos perjudican el organismo así que se quedan fuera de mi día a día. Reconozco que los helados y el chocolate son lo que más me ha costado dejar al margen de mi vida, pero lo estoy consiguiendo con la ayuda de toda la familia, que procuran no darse los festines en mi presencia.

Mis hermanos están apoyándome y mi padre también. Me siento afortunada por ello, así que me dan mucha fuerza para seguir en la lucha y para seguir con ilusión en esta vida, que la sigo entendiendo como un presente.

Gracias por leerme, les mando besos y abrazos de algodón rogándoles que compartan para poder llegar a más personas.

María Díaz.